Recursos Educativos

  1. Recursos Educativos
  2. Acción tutorial

Atendiendo a la diversidad en el aula

La educación y la diversidad siempre deben ir de la mano. A continuación, mostramos cómo las Comunidades de aprendizaje, el Aprendizaje Servicio (ApS) y la Estimulación temprana pueden ayudar a hacer que nuestras aulas sean capaces de convivir mejor con la heterogeneidad.

¿Qué es?

¿QUÉ SON LAS COMUNIDADES DE APRENDIZAJE?

Una Comunidad de Aprendizaje es un proyecto educativo que parte de una concepción de la educación como una herramienta de transformación social que va más allá de los muros de la escuela y que tiene como uno de sus objetivos principales la inclusión de todos los agentes que conforman la comunidad.

En las Comunidades de Aprendizaje se pretende la participación y colaboración igualitaria de todos los actores involucrados en el proceso educativo que incluye a docentes, alumnos, familias y otros elementos del entorno sociocultural como asociaciones, etc.

El objetivo de la Comunidad de Aprendizaje es abordar el proceso de aprendizaje del alumnado ligándolo al contexto social en el que está inmerso. Esta visión aporta una mayor significatividad al aprendizaje y conlleva una transformación profunda no sólo del propio proceso de aprendizaje, sino también de la estructura curricular y metodológica y de la organización del centro y de los roles establecidos en un modelo más tradicional.

EL APRENDIZAJE DIALÓGICO

La herramienta principal que se emplea en las Comunidades de Aprendizaje es el aprendizaje dialógico. Las teorías constructivistas señalan que el aprendizaje significativo se alcanza a través de la implicación activa del aprendiz, a nivel cognitivo, social y emocional. A través del intercambio de puntos de vista que se produce en el aprendizaje dialógico se provoca el procesamiento de la información, el establecimiento de relaciones y la construcción de significados inherentes al proceso de aprendizaje.

Con el diálogo y la participación igualitaria se favorece el aprendizaje competencial, la construcción del conocimiento individual partiendo de la inteligencia colectiva y la educación en valores como la solidaridad, la igualdad, la justicia y el compromiso social.

En este modelo se rompe con los roles establecidos en el sistema educativo transmisivo, donde el docente es el vehículo que aporta el conocimiento al alumnado, y el valor principal del aprendizaje está en la reflexión y el razonamiento logrado mediante la argumentación y la defensa de opiniones diversas en un ambiente de confianza y respeto mutuo.

Eliminando estas barreras y jerarquías se abona un caldo de cultivo de pensamiento crítico y creativo en el que el fin último del aprendizaje no es la adaptación del alumnado a un contexto social existente sino la transformación y construcción de un nuevo contexto sociocultural más justo, solidario y equitativo donde todos tienen las mismas oportunidades respetando la diversidad existente.

LAS ETAPAS DE LA FORMACIÓN DE UNA COMUNIDAD DE APRENDIZAJE

Cualquier centro es susceptible de desarrollar un proyecto de Comunidad de Aprendizaje y pueden existir tantos modelos de comunidades como centros y contextos educativos nos podemos encontrar. El proyecto es una apuesta que requerirá del esfuerzo y participación de todos los elementos que conforman la comunidad y es un proceso cuyos resultados se irán consiguiendo de forma paulatina en el tiempo. Podemos identificar una serie de etapas por las que todos los procesos de transformación deberán pasar:

SENSIBILIZAR

En esta primera etapa se busca implicar a todos los miembros de la comunidad para concienciarles de cara al proyecto de transformación e identificar las necesidades existentes, las oportunidades y poder definir el punto de partida.

DECIDIR

Una vez concretada la situación de partida se tiene que tomar la decisión de convertir el centro en una Comunidad de Aprendizaje. La toma de esta decisión se tiene que hacer de forma consensuada entre todos los implicados y consiste en sí misma en el primer ejercicio de aplicación real del planteamiento de trabajo y de colaboración de la Comunidad de Aprendizaje.

SOÑAR LA ESCUELA

Ya decidido el inicio de la transformación toca el momento de imaginar la escuela que se quiere conseguir. En un proceso participativo y creativo se hace la “carta a los reyes” donde se concreta la imagen de la escuela ideal a diferentes niveles, pedagógico, metodológico, organizativo, de relaciones sociales, de espacios, etc.

PRIORIZAR

Las metas identificadas en la fase de soñar hay que adecuarlas a los recursos existentes y a la realidad del centro. Se identifican las acciones urgentes y las importantes y se establecen prioridades en aquellas acciones que cubren las necesidades más apremiantes.

PLANIFICAR

Se elabora un plan de acción con medidas a tomar a corto, medio y largo plazo en el que se abordan las diferentes metas propuestas y se incluyen los medios humanos y materiales necesarios para alcanzarlos. En la elaboración y ejecución del Plan de Acción están incluidos todas las personas que conforman la Comunidad de Aprendizaje.

¿QUÉ ES EL APRENDIZAJE SERVICIO?

El Aprendizaje Servicio (ApS) es una metodología educativa que comparte muchas características con el Aprendizaje Basado en Proyectos en la que los alumnos construyen su conocimiento a través de la realización de un proyecto en el que ponen en práctica todas las competencias necesarias para la construcción de un aprendizaje significativo mientras se hace un servicio o un producto que atiende a una necesidad detectada en el entorno más próximo al centro educativo.

El ApS forma parte de las metodologías activas en las que el aprendizaje se enfoca en la participación proactiva del alumnado. Se pretende ir más allá de la adquisición y comprensión de la nueva información, fomentando la gestión y el procesamiento de esa información, para convertirla en un aprendizaje competencial y aplicativo dentro de un contexto real y cercano a la realidad del alumnado.

La educación en valores es uno de los pilares fundamentales del ApS donde se pretende la formación de buenos ciudadanos, con capacidad de pensamiento crítico y solidarios que miren más allá de su propio beneficio buscando el interés común.

LAS ETAPAS DEL APRENDIZAJE SERVICIO

Al igual que en la realización de cualquier Aprendizaje Basado en Proyectos, en el ApS podemos encontrar las siguientes etapas:


DISEÑO DEL ApS

En la primera etapa se realiza un primer esbozo del proyecto a llevar a cabo, se realiza un análisis del alumnado para detectar sus necesidades, motivaciones y se concretan los objetivos académicos y competenciales y el contexto y la necesidad social en la que se van a implementar dentro del ApS. Tras este primer acercamiento se buscan las alianzas con agentes sociales del entorno que van a ser fundamentales para que el alumnado pueda llevar a cabo el servicio o producto que van a dar respuesta a la demanda detectada. La última acción para terminar de diseñar el proyecto es realizar una planificación, junto con el alumnado, de las acciones que se van a realizar, recursos necesarios, organización y agrupamientos del alumnado, etc.


EJECUCIÓN DEL ApS

En esta etapa los grupos de alumnos llevan a cabo las actividades planteadas dentro del proyecto. Investigan y buscan la información necesaria, conectan con las personas y agrupaciones que estén relacionadas con el tema en cuestión, analizan y procesan la información recogida y elaboran la posible respuesta al problema. Al mismo tiempo que ejecutan el proyecto planteado deben reflexionar sobre las acciones que están llevando a cabo y cómo esto incide en su crecimiento y aprendizaje competencial.


CIERRE Y EVALUACIÓN DEL ApS

El cierre del proyecto se plantea como una celebración, de forma conjunta con todos los agentes implicados, del esfuerzo realizado y el progreso alcanzado por el alumnado. En el proceso de evaluación se reflexiona sobre el éxito, la viabilidad y la sostenibilidad de los productos finales diseñados por los alumnos y de forma paralela sobre la adquisición de los objetivos de aprendizaje competencial planteados inicialmente por el docente. La evaluación se plantea de forma individual y grupal, con actividades de autoevaluación y de coevaluación del trabajo en equipo.

LAS VENTAJAS DEL APRENDIZAJE SERVICIO

El ApS es una metodología que se centra en el aprendizaje competencial del alumnado. Los alumnos son los protagonistas principales de las actividades que ejecutan de forma autónoma, poniendo en práctica los conocimientos y habilidades que van adquiriendo a lo largo de las diferentes etapas del proyecto.

El ApS fomenta la colaboración, la empatía y la educación en valores poniendo en valor la solidaridad, la generosidad y el cuidado mutuo generando un compromiso en los participantes que fomenta la motivación e implicación en el proceso de aprendizaje.

El ApS se enmarca en el entorno cercano del alumnado lo que dota, no sólo de significado al aprendizaje, sino también de significatividad. El alumnado entiende la utilidad y la oportunidad de transformación, personal y global, que supone la educación.

El ApS tiene una visión global de la educación y partiendo del aprendizaje del alumnado, se convierte en un elemento transformador de la escuela y del entorno social en el que convive.


¿QUÉ ES LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA?

La estimulación temprana es un conjunto de acciones educativas centradas en el alumnado de la etapa de infantil (0-6 años) cuyo objetivo es favorecer y potenciar el desarrollo integral del mismo. Estas prácticas y actividades educativas buscan ofrecer a cada individuo los estímulos más acordes a sus características personales para potenciar las fortalezas y compensar y mejorar las debilidades identificadas a todos los niveles, emocional, social, psicomotor y cognitivo.

La metodología que se sigue en los programas de estimulación temprana se basa en los preceptos indicados por diferentes disciplinas como la pedagogía, la psicología cognitiva, y las neurociencias.

LAS CLAVES DE LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA

Los primeros años del desarrollo de un individuo son determinantes para un adecuado desarrollo futuro. En los primeros años de vida se produce una etapa crucial para el neurodesarrollo en el que el número de neuronas y las conexiones sinápticas que se producen entre ellas aumentan hasta alcanzar un máximo que llega a suponer hasta el doble de conexiones que las de un adulto.

Para que estas conexiones se produzcan el niño o niña tiene que estar sometido a un nivel adecuado, en intensidad y variabilidad de estímulos que le lleven a experimentar multitud de actividades en su interacción con el entorno. La carencia de estimulación puede llevar a un déficit en el desarrollo neuronal de las áreas cerebrales que procesan esa información. Igualmente, un exceso de estimulación también puede tener consecuencias negativas para el desarrollo idóneo del aprendiz.

Las acciones pedagógicas planteadas en los programas de estimulación temprana se basan principalmente en el uso de técnicas y estrategias lúdicas que inciden en la relevancia del juego y de la motivación para el aprendizaje.

Los programas de estimulación temprana se centran en varios aspectos del neurodesarrollo entre los que tienen especial relevancia:

  • Las gnosias y el sistema de percepción sensorial
  • Las praxias y el desarrollo de la psicomotricidad
  • La adquisición del lenguaje y las habilidades comunicativas.
  • El autoconocimiento y la autonomía persona
  • Las destrezas sociales y emocionales.


LAS VENTAJAS DE LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA

La estimulación temprana es una práctica psicopedagógica que se enfoca en una de las etapas más importantes del desarrollo humano y que por incidir en una etapa tan inicial es determinante para la detección y prevención de posibles dificultades en el desarrollo futuro de los individuos.

Entre las ventajas que ofrece la estimulación temprana podemos destacar:

  • La detección temprana de posibles déficits o disfunciones del alumnado
  • La mejora del autoconcepto y la autoestima del niño o niña.
  • Desarrolla la psicomotricidad y la habilidad para interactuar con los elementos del entorno.
  • Facilita la adquisición del lenguaje y las habilidades comunicativas.
  • Inicia el entrenamiento de las funciones ejecutivas del alumnado, concentración, memoria, inhibición, etc.
  • Fomenta el desarrollo socioemocional del alumno y las relaciones con sus iguales.
  • Establece las premisas para un adecuado autocontrol y autogobierno que le permitirán obtener el nivel de autonomía necesario para afrontar los desafíos que se le presenten.

.

Aplicación

APLICACIÓN EN EL AULA:

Autor/es